Socios Honorarios

 

 

D. Juan Crisóstomo Subiela Durá. Maestro director

 

 

 

 

 

 

 

D. Ildefonso Cañizares Garrido. Archivero de la Banda.

 

 

   Me llamo Ildefonso Cañizares Garrido. Nací el 21-8-38 en la muy Ilustre y celebérrima ciudad de Arjona, provincia de Jaén. Según la partida de nacimiento a las siete de la tarde de aquellos años, las nueve de éstos, justamente a la hora que tenían que salir los Santos Patronos pero no salieron, no porque yo viniera al mundo sino porque estábamos en plena guerra civil. Mis padres eran pequeños agricultores, por lo tanto de muy niño empecé a ayudar a mi padre en lo que podía. Iba a la escuela cuando podía y ya de adolescente lo tomé más en serio y acudía de noche a la escuela de adultos.


   La afición a la música me llegó como a la mayoría de los jóvenes de escuchar a la Banda Municipal de Música en el andamio del paseo donde éstos tocaban todos los domingos y días festivos que había muchos aunque en todos estos se trabajaba. Empezaban los conciertos el Domingo de Resurrección y terminaban el día de la Virgen del Pilar, aparte de las muchas salidas que hacía la referida banda.


   Empecé a dar solfeo como se decía allá por el año 1950 con los métodos de Eslava. Cuando pasabas el primero te daban el instrumento si es que había y a seguir con el segundo método del mismo autor y el método de instrumento de D. José Franco Ribote y cuando habías terminado ambos métodos, que habían transcurrido como mínimo dos años, salías a tocar con la Banda. Yo salí el día 19 de Marzo festividad de San José con un fliscorno bastante viejo y lo estuve tocando algo más de un año. Luego me cambió el director al bajo, lo que hoy llaman tuba, porque los que la tocaban se habían hecho ya muy mayores. La estuve tocando hasta que me incorporé al ejército el día 24 de Marzo de 1960. Cuando volví del ejército no entré en ella, ya que la banda estaba para desaparecer, como así fue que en el año 1963 desaparecieron el cuerpo de Directores y a su vez la mayoría de las bandas.


   El gusanillo o gusano de la música lo llevaba dentro. Tuvieron que pasar alrededor de 15 años cuando fui destinado a Burjasot (Valencia) como cartero urbano y allí resucitó de nuevo el gusano que llevaba y estuve casi una década tocando con la Sociedad Musical los "Silos" de Burjasot. Regreso en el año 1982 a mi Arjona natal también como cartero y la única banda que quedaba por allí era la de Andujar donde permanecí 8 años y cuando ésta se disolvió en Arjona se estaba formando algo de música y me hice cargo como maestro y director. En los once años y doce temporadas, como se dice en término taurino, había puesto en trampolín de la música alrededor de 200 músicos.

  Ya quedaron aquellos diez años atrás y las cosas de esta vida, después de vivir tres años en Fuengirola, un buen día aparezco por el colegio Andalucía y me incorporo de nuevo con la Banda de muchachos del referido colegio, siendo yo como yo digo un "danone caducado".


Nada más, porque de música puedo aproximarme escribiendo a la Biblia.


   Sé que era una cosita de música lo que tenía que escribir, pero como dice el refrán, a mala leña, buen brazo. Por lo tanto de esta leña se puede sacar las támaras que sean necesarias.

 

D. ILDEFONSO CAÑIZARES GARRIDO